Arte

La impresión 3D y el arte

La impresión 3D no solamente ha revolucionado sectores como el industrial o la medicina, donde sus aplicaciones son mucho más prácticas, sino que en los últimos años algunos artistas y diseñadores con vocación de autor han logrado hacer con sus impresoras 3D auténticas obras de arte, y museos como el Centro Pompidou de Paris o el Guggenheim de Bilbao han expuesto en más de una ocasión piezas diseñadas e impresas en 3D que han tenido una excelente acogida.

Algunas empresas también han descubierto la utilidad de la tecnología 3D para restaurar edificios u obras de arte en las cuales el paso del tiempo ha desgastado materiales, e incluso instituciones oficiales como ayuntamientos o gobiernos han utilizado tecnologías de escaneo y posterior fabricación aditiva para reconstruir esculturas erosionadas con miles de años a sus espaldas.

Más allá de esos usos, a nivel individual ya es posible diseñar y crear en 3D bustos, lámparas con formas variadas o pequeñas obras de arte tanto propias como ya disponibles en Internet.

El futuro del arte pasa de algún modo por la impresión 3D, y esta tecnología ha avanzado de una forma tan eficiente en la última década  que se ha convertido en algo imprescindible para este sector.

Casos de éxito:

Danny van Ryswyk: Este artista holandés se ha hecho famoso por diseñar esculturas y pinturas propias inspiradas en el estilo victoriano, las cuales moldea con un software de diseño y luego imprime en 3D prestando especial atención a los detalles y al postprocesado posterior. Acceda a su obra.

Colección del Museo Británico: El Museo Británico hace unos años decidió acercar su colección a todo el mundo, y desde entonces ha escaneado y compartido gran parte de la misma en formato .stl para que cualquier visitante pueda crear e imprimir en 3D su propio busto de Julio César o su sarcófago de la dinastía XIX de Egipto. Todas las piezas están subidas a través de la plataforma Sketchfab.

Las lámparas de Plumen: Plumen es una empresa británica dedicada a la venta de lámparas que en 2015 diseñó y vendió diversas lámparas producidas con impresoras 3D y creadas por un equipo de diseñadores que se inspiró en la naturaleza y las plantas para hacer este proyecto. Su éxito ha sido tal, que ya llevan 3 colecciones hechas en 3D y siguen diseñando e imprimiendo más. Vea los resultados aquí.

Compartir:

Ventajas de la impresión 3D aplicada al arte

  • Posibilidad de diseñar e imprimir piezas propias que no sería factible crear de otra manera.
  • Se puede acceder a obras de arte que antes solo estaban al alcance de unos pocos y hacer versiones en miniatura o a tamaño real que decoren nuestro hogar.
  • Aumenta la rapidez en los procesos.

Impresoras recomendadas